jueves, 21 de enero de 2010

Una clase... Foucault... transcripción no revisada.


CURSO: MICHEL FOUCAULT, DE LA PSICOLOGÍA A LA GENEALOGÍA.

FACULTAD DE FILOSOFÍA. UNIVERSIDAD VERACRUZANA.

Clase .

2 de marzo 2007


Buenas tardes.

Quizá para algunos, sea una sorpresa que hayamos empezado el curso de Michel Foucault con una incitación a que ustedes investigaran sobre el Holocausto. Estamos en México, nos decimos a nosotros mismos que somos la cabeza de Latinoamérica, -seguro también lo dicen Venezuela y Argentina- y nos encontramos bastante alejados del panorama europeo contemporáneo si no en los hechos históricos, si en nuestra vida cotidiana.

Por la edad que ustedes tienen, calculo que son sus abuelos, quienes habrán vivido la experiencia de la guerra y me atrevería apostar que, ustedes saben muy poco de eso. Sus familiares les han contado parte de su historia -cuando son abuelos agradables y gentiles- lo que cuentan es: qué sucedió en su primer matrimonio, cómo llegaron al segundo matrimonio, cómo se volvieron ricos ó cayeron en la pobreza, por qué tienen otros hijos fuera del matrimonio, etc. Quedando completamente fuera de sus relatos familiares lo que pasó en la guerra.

¿Qué fue el Holocausto? Hemos tenido en los últimos 10 años un bombardeo de películas sobre la Segunda Guerra Mundial: Rescatando al soldado Ryan, La decisión de Sofía, Enemigo al acecho, –buenas películas todas- La lista de Schindler, La caída, La conspiración. El tema de la guerra, el tema del Holocausto ha vuelto, quizá oímos hablar de él, porque no se había hablado demasiado del tema antes. Fíjense ustedes que, entre 1950 y 1960 –es un trayecto bastante largo- solamente se produjo una película en Hollywood sobre el Holocausto que es: El diario de Ana Frank. Es algo que verdaderamente llama la atención.

Pilatowsky considera que la Shoah representa un verdadero límite para el pensamiento en general y desde luego para el pensamiento judío en particular. Por la importancia de lo que allí sucedió hay una en la memoria: un “antes” y “después” de Auschwitz.

¿Cómo es posible que nosotros en México no le demos la importancia que tiene? Porque cambió completamente la faz de la filosofía, de la política y de nuestra concepción de lo que es un hombre. Después de Auschwitz, nos queda clara la cooperación posible entre el pensamiento y el crimen. El pensamiento y la razón no pueden considerarse más, una simple práctica inofensiva.

Michel Foucault nació en 1926, los nazis ascienden al poder en 1933. ¿Qué edad tenía entonces Foucault? Era un niño apenas: 7 años. La guerra comenzó en 1939, termina en 1945. En este año -hagamos otra vez cuentas- ¿qué edad tenía Michel Foucault? 19 años. ¿Será que no le afectó nada el Holocausto? Si no me equivoco, uno de los temas principales en su obra es la reflexión sobre el poder.

¿Acaso es un filósofo de la postmodernidad, cuyo pensamiento nace abruptamente? Cuando se habla de las influencias que fueron importantes, sólo se habla de sus lecturas, de sus maestros, del ambiente cultural de los años 60´s y 50´s. Se dice mucho que Michel Foucault es un filósofo estructuralista, no creo que él estuviera tan de acuerdo. El estructuralismo tuvo su fase de pleno desarrollo a principios de los años 50´s y en las diversas biografías que he leído, se resalta este entorno, pero se dice poco sobre la guerra.

Hay muchas maneras de llegar a este fenómeno, hasta por la forma de nombrarle: los judíos le nombran Shoah, los alemanes dicen después de Auschwitz, Norteamérica y en general nosotros también en México, le llamamos el Holocausto aunque no sea quizá la mejor forma de nombrarle. Shoah, en su raíz griega viene de quemado, algo que se quema, que se consume; es una metáfora que de alguna forma también alude a los hornos de Hitler. Uno se hace muchas preguntas respecto a esto: ¿En qué consistió el Holocausto? ¿Cómo surgió y se sostuvo esta idea delirante de eliminar a la raza judía?

Les pedí, a cada uno por su parte hiciera una investigación, díganme, ¿qué encontraron?

Intervención: Holocausto: palabra de origen griego que significa sacrificio por el fuego. Sirve para designar la persecución y asesinato llevados al cabo por los nazis.

Intervención: Bueno, yo me enfoco más a lo que fue la parte de Auschwitz, que es, la que va de 1940 a 1941. Auschwitz era la parte sur de Polonia, se instaló por Rudolf Hess, principal promotor de las ideas de Hitler. Eran muy conocidas estas “barracas”, no sólo por el hacinamiento, sino por las cámaras de gas, con las que de manera inmediata asfixiaban a los judíos con monóxido de carbono. Es muy interesante la forma en que llegaron a esto: un guardia de los que formaba parte del séquito de Rudolf Hess, al quedarse dormido, después de una borrachera en el garage de su casa, casi muere por el monóxido de carbono de su automóvil, a raíz de eso, empezaron a utilizar el monóxido de carbono con otros fines, es decir, fue azarosa la forma en que inició el uso del gas. Todo eso viene explicado en un trabajo de Laurence Rees, es una trabajo de la BBC, se llama Auschwitz, está bien doblado –odio que lo doblen- aparece la forma en que Auschwitz va surgiendo.

¿Qué más?

Intervención. A mí, me llamaron la atención las prácticas de investigación médicas que se llevaron a efecto en los campos de concentración, con lo que pretendían sustentar la superioridad de la raza aria. Con esa hipótesis, llevaron al cabo muchos experimentos inhumanos, por así decirlo, con los judíos, buscando cambiar el color de los ojos, del cabello…experimentaban con niños, sobre todo, en busca de cura para enfermedades, inyectándoles virus, etc. Lo cual los hacía acabar definitivamente mal. Lo importante aquí, es ver que todo esto se realizaba con fines de investigación, finalmente eso no aportó nada a la ciencia médica.

Les agradezco hayan realizado una búsqueda de material sobre el particular. Es muy importante que entiendan que sucedió aquí. Miren ustedes:

La persecución a los judíos en Europa viene de tiempo atrás, hay rastros de ella por supuesto en la Edad Media, pero mucho antes también. Las raíces de la persecución de los judíos están íntimamente relacionadas con la historia del pueblo judío. El pueblo judío salió de su tierra, castigado por Dios, en diáspora, fueron a todos lados sin pertenecer a nada.

Como si nos dijeran a nosotros los mexicanos: adiós, vayan por el mundo y renuncien a su tierra; (risas) no es lo mismo que pasar al otro lado de la frontera, en los Estados Unidos. Los judíos se quedan, de pronto, sin su lenguaje. El hebreo se vuelve lengua muerta.

Esta persecución a los judíos, aún pensada desde un país como el nuestro, es decir, completamente mestizo, mezclado, pues también encontramos rastros de esa historia. Recuerden ustedes la quema de los judas ¿Qué es la quema de los judas?...quema de los judíos. Esos monigotes que se queman en determinada época del año, es la quema de los judíos y las máscaras de Judas representan la falsedad, la maldad personificada, son los responsables de la muerte de Jesucristo. Los judíos tienen una larga historia de persecuciones dentro de Europa a través de diferentes épocas.

¿Por qué ese acento en el exterminio con detrimento del aprovechamiento de su fuerza laboral? Sí, se intentó aprovechar su fuerza laboral, pero hasta cierto grado… no totalmente.

Intervención. Los nazis obligaban a los judíos a cavar unos hoyos enormes, en donde eran enterrados después.

Intervención. A los judíos, además de todo prisionero ruso ó polaco, que ya no servía como fuerza laboral, no les decían que los iban a matar, sino que les decían que los iban a meter un lugar – no recuerdo el nombre- entonces, por motivos, desde mi punto de vista operacionales, puesto que ya lo les servían para seguir haciendo los trenes, vías, carreteras ó trincheras, también por motivos eugenésicos, puesto que daban primacía a la raza aria, consideraban que los niños que nacieran –y eso me recordó mucho a Platón- con algunas discapacidades ó malformaciones se los llevaban, no se les volvía a ver, eran comprimidos, los volvían carbón.

Pues esa historia proviene de la tradición espartana. Paul Veyne nos cuenta que en Esparta a los niños que venían defectuosos, el padre tenía la prerrogativa de ahogarlos. Por supuesto, hay bastantes diferencias entre Esparta y nuestro mundo, una de ellas es que en términos generales, es que en el mundo griego está ausente un problema que se presenta a nosotros los occidentales modernos: el problema de la libertad. En el mundo griego uno era sujeto del destino, no había cuestiones de elección. Y una de las cosas que reprochamos a los soldados nazis que participaron en la matanza, es precisamente ésa, que no se opusieron a las órdenes que recibían. De hecho, sí hubo algunos que no siguieron esas órdenes y que tomaron contra su propio riesgo personal, decisiones que los honran como seres humanos.

Se acusaba a los judíos de que habían acumulado cierto poder económico, aunque es cierto, que había mucha gente que tenía poder económico, que no eran judíos y que simplemente no se les tocó. Por otro lado, ser judío no ha sido nunca, de entrada, algo que defina la fortuna del que así se nombra.

Definir qué es un judío fue un problema: por ejemplo, ¿Es aquél que tiene abuelos judíos desde la segunda, la tercera ó la cuarta generación? Ha habido siempre judíos que se convierten al cristianismo, y eso los hace: ¿Ya no ser judíos? ¿Ó la sangre judía no puede borrarse por el cambio de religión y se permanece siendo judío sin importar nuestras convicciones religiosas? ¿Soy judío porque mis abuelos hasta la segunda generación fueron judíos, quizá hasta la tercera?

El primer problema era determinar quién era judío. Los nacionalistas alemanes no tenían una clara línea divisoria entre judíos y no judíos. Entre las primeras preocupaciones de los nazis, estuvo el intentar definir un criterio. Las primeras leyes dirigidas contra los judíos no incorporaban todavía una definición del ser judío y sehablaba en general de "no arios". Después, la definición adoptada fue la siguiente: judío era quien tuviera al menos tres abuelos judíos (es decir, practicantes de la religión judía), fuera cual fuera la religión de la persona interesada. Quienes tuvieran dos o un sólo abuelo judío eran Mischlinge, es decir, medio judíos. Los primeros, con dos abuelos judíos, eran "Mischlinge de segundo grado" y podían ser reclasificados como judíos en función de complejas consideraciones. En casos extraordinarios, podían convertirse en arios en pago a los servicios prestados al régimen o podían convertirse en Mischlinge, con lo que estaban sometidos a ciertas restricciones en tanto que "no arios", pero no a las persecuciones dirigidas contra los judíos. Los Mischlinge de primer grado eran los que tenían un único abuelo judío y en general eran tratados como arios plenos. Los Michlinge de uno u otro grado abundaban en Alemania y a menudo lograban ocultar su condición. El dirigente de las SS Reinhard Heydrich, El Carnicero de Praga, era Mischling de segundo grado, dato que fue ocultado celosamente por sus superiores nazis.

Y es que la cultura alemana está íntimamente relacionada con la historia del pueblo judío y es quizá por ello que los odian tanto, por ser una parte fundamental de su propia esencia, sólo piensen en los pensadores judíos de habla germana: Marx, Freud, Einstein, Husserl, etc. Al parecer, el pueblo alemán no era conciente de este hecho y según Daniel Goldhagen el autor del libro Los Verdugos Voluntarios de Hitler, el desprecio a los judíos estaba enraizado en la sociedad judía. Había lo era un discurso justificativo del exterminio, aunque en realidad, era un exterminio que tiene algo de inexplicable ateniéndonos a factores económicos o ideológicos, es un fenómeno psicológico profundo.

Muchos dicen que el Holocausto es algo que no podemos entender completamente. Lo primero que nos viene a la cabeza es: después del Holocausto no podemos decir que pensar es una actividad como cualquier otra, porque el Holocausto es producto de una lógica guiada completamente por la razón. ¿Qué eran los campos de concentración? Eran fábricas de muerte, ¿Cuál es el producto que se fabricaba allí? Se fabricaba muerte. Al principio se pensaba que en los discursos de Hitler había una serie de motivos que apuntaban hacia el exterminio de los judíos, se empezaron a formar ghettos, se les empezó a arrinconar en esos ghettos, se hizo una industria de la muerte. La Bayer que es tan buena porque nos da la aspirina, fabricaba el famoso gas Zyklón B; ustedes lo ven en esta película. Dos palabras Era un insecticida bueno para matar cucarachas y mejor para matar seres humanos, pero no se estaban matando seres humanos, se estaban matando gusanos. Dentro de la lengua alemana y en esa jerga de los capos, es así como se les llega a decir a los judíos

Intervención: Yo me topé con un dato muy curioso, los capos que estaban a cargo de los campos, bien podían un día comenzar a jugar con los niños y al día siguiente, sin el menor remordimiento, matarlos… precisamente por este discurso que se les manejaba, que los judíos no valían la pena.

El discurso que se les manejaba…como si ellos no tuvieran ningún criterio para decir esto estuvo ó no mal. Incluso, cuando se hace el juicio de Nuremberg y se pasa a todos los acusados que fueron responsables del exterminio, todos dicen: yo no tuve la culpa, seguía órdenes; así como podía decir un herrero: bueno salió mal la pieza, pero usted me dijo que la hiciera así, yo seguí sus órdenes, yo no tengo criterio en lo absoluto para saber si esto es bueno ó malo.

Los nazis convirtieron a los judíos en su Némesis y la antítesis de lo que representaba la raza aria, la germana, alemana, también austriaca y un pedacito de otras fronteras comunes a Alemania, como: Checoslovaquia, Suiza, Noruega, Holanda. La raza aria era, no solamente la que tocaba las fronteras de Alemania, era también la cultura alemana, la raza aria es: Schiller, Hegel, Holderlin, Kant, Wagner por supuesto. Una de las cosas que se ha venido razonando después es que, la filosofía de la razón pura lo que daría como consecuencia, son los campos de exterminio. ¿Para qué serviría alguien que nació defectuoso? ¿Para qué sirve alguien que no puede alimentarse por sí mismo? ¿Para qué sirve un retrasado mental, si no tiene…la razón? Cuando es la razón la que nos hace seres humanos, es la razón la que nos hace seres civilizados, si no hay esa razón…pues no hay razón para que estos seres existan.

Poco a poco se fueron formando estos campos de concentración, que no fueron ni uno ni dos, había en: Alemania, Noruega, Polonia, Holanda, Italia, Auschwitz, Arbeitsdorf, Bardufoss, Hinzert, Treblinka, Buchenwald; aproximadamente hubo unos 40 ó 50 campos de exterminio. ¿Cuántas personas se exterminaron? Unos seis millones aproximadamente, algunos otros dicen que siete. No sólo se exterminaron a los judíos, de hecho, este es uno de los motivos por los que el término Holocausto, se ha extendido también al exterminio general que hicieron los alemanes con la población que no era grata para ellos. En los campos de concentración junto con los judíos, estaban: los socialistas, los comunistas, los homosexuales, razas eslavas, alemanes que se oponían al régimen. Lo que estaba en juego es: la eliminación de la diferencia, se trataba de reducir a una sola raza el futuro de la humanidad. Imagínense ustedes si hubieran ganado la guerra los alemanes ¿en dónde estaríamos nosotros? Sería muy simpático…

Recuerdan la película de Benigni, La vida es bella, es una película realmente vomitiva, porque reduce a una comedia y a un juego un hecho que no puede ser visto de ninguna manera como tal. He tenido algún contacto con gente judía a través un amigo, cuando vi esa película y la gente se reía en las escenas donde le decía a su hijo: escóndete y lo metía a comer junto con los hijos de los nazis, semejante cosa nunca habría sucedido. La gente se ríe porque piensa que esto es posible, que los presos podían tener algo de dignidad, los presos no tenían ninguna posibilidad.

Se llegaron a adaptar camiones en los que se metía toda la gente que fuera posible, se les llevaba de un lado a otro en trayectos de unas tres ó cuatro horas, mientras el escape, el CO2, entraba en la caja del camión, de tal manera que, al final lo que se iba a recoger, eran cadáveres. Pero esto era demasiado caro. Se pensó también, en armar ciertas razas inferiores, sobre todo serbios y ucranianos, para hacer escuadrones de matanza; se entrenaban doscientas o trescientas personas, se les daban uniformes, armas y las indicaciones en donde encontrarían algún pueblo judío, su misión: exterminarlos, pero resultaba demasiado costoso. Matar a otra persona es algo que no se realiza como un acto cualquiera, matar a otra persona es un acto que implica, para quien lo hace, un daño psicológico profundo.

Hoy en día, en la época del postmodernismo, nos planteamos que no todo es necesariamente ni bueno ni malo y que habría que considerar el punto de vista de cada quien. Pero hay actos en los seres humanos que no suceden nada más así, uno de ellos es precisamente, volverse criminal, es un hecho que viola toda humanidad. En Afganistán hace poco hubo un juicio a unos militares alemanes, que se habían retratado con sus víctimas, con los esqueletos.

Se dedicaba una parte del presupuesto al exterminio. Los estrategas militares han hecho notar el asunto de que, los trenes podrían haberse utilizado para hacer más eficiente el transporte de tropas ó para llevar pertrechos donde se necesitaban, pero los trenes se usaban para llevar a los judíos. Se tienen las famosas “caminatas de muerte”, en las que se sacaban a los prisioneros del campo de concentración y los ponían a caminar, sin comer, sin agua, desnudos, para que se fueran muriendo poco a poco. Uno se pregunta: ¿todo esto pasó? He oído muchas opiniones y hay personas que me dicen: ¿qué no fue un invento de los judíos? ¿Qué no fue una exageración?

Les traje un documental que dura 28 minutos y fue armado por Alain Resnais, uno de los más importantes cineastas franceses de la nueva ola, también podría decirse que es un cineasta postmoderno. Una de las cosas que yo sostengo es, que el cine es un discurso filosófico. Hay muchas películas que hablan sobre esto, pero pocas se han armado de esta manera tan magistral, tan artística y tan impactante…. Por supuesto ahí está el documental extenso de Claude Lanzemman y muchos otros, pero yo prefiero mostarles éste.

(Se exhibe el documental a continuación)

Sólo por curiosidad, levanten la mano los que no habían visto una cosa así. (EL 80 POR CIENTO LEVANTA LA MANO) ¿Qué tal? Bastantes. Y los filósofos generalmente no hablamos sobre estas cosas, esto viene de atrás, tiene una historia, no en balde una de las cosas que más le interesan a Michel Foucault es la historia, porque la historia de alguna manera hace posible ciertas discursividades. Cuenta Safranski, en un libro en el que escribe sobre Heiddeger, que los jóvenes alemanes, aproximadamente de la generación del 14, -a esa generación pertenecen Buber, Heiddeger, Ortega, Luksz- cuando empieza la guerra los alemanes están muy patrióticos, todos se alistan en el ejército. A Heiddeger lo rechazan porque tiene un soplo en el corazón, sus preocupaciones entonces son: la lógica, el número, la metafísica… pero quien puede decirle no al patriotismo, está sobre todas esas preocupaciones. Hay un autor, Ludwing Marcuse, en su autobiografía -un poco en tono de burla- cuenta lo que él vivió:

Se encuentra con un compañero y le dice uno al otro:

- Oye, ¿ya viste lo que pasó?

-Dice el otro con aire resignado: Sí, Sarajevo – el asesinato del archiduque Sarajevo fue el pretexto para que se desencadenara la Primera Guerra Mundial-

-No, no, algo más importante, Ricoeur interrumpe su seminario en la universidad

-¿Por qué, está enfermo?

-Dice que por la guerra

Y en ese momento contesta Marcuse: ¿la guerra? Y eso, ¿qué tiene que ver con la filosofía?

De alguna manera se trata de mostrar, el grado completo de inconsciencia en el que vivían ya, en la Primera Guerra Mundial, los patriotas alemanes.

¿Qué les parecieron las escenas? Son impresionantes, ¿no?

Intervención. Yo había visto algunas películas en la escuela, pero ver de nuevo esas escenas, es muy fuerte. Lo que quiero observar es que, los alemanes caían en muchas contradicciones, si ellos consideraban gusanos a los judíos, ¿cómo es que los tocaban, así fuera para matarlos? En una ocasión leí un libro sobre trastornos mentales y había un apartado en el que venía sobre un capo alemán que se había traumado viendo como violaban a las mujeres antes de meterlas a la cámara de gas. Yo pienso que, en ese sentido, estaban cayendo en una contradicción.

El mundo no tiene nada que ver con la lógica simple.

Llevando a la actualidad este hecho, recuerdo la situación en Irak, vi una fotografía en donde aparecía una persona mutilada, eso me indignó. Si le preguntan a alguien ahorita, tampoco creo que estén muy enterados de la situación que se vive en Medio Oriente, creo que es la misma situación que se vivió antes.

No vayamos, por lo pronto, hasta este contexto. Efectivamente ahora mismo hay guerras de exterminio: lo que EUA hizo en Afganistán, lo que está haciendo en Irak y lo que pueda hacer con Irán, es una cosa terrible, pero este hecho, es único por varias razones, no es comparable a ningún otro…

Intervención. Yo tengo una pregunta, ¿hay un paso importe de la conformación de ghettos hacia los campos de concentración? Por lo que investigué, primero se da la invasión, también se ve afectada la participación en la vida económica en Alemania por parte de los judíos, se denomina la “noche de los cristales rotos” al día en que se invaden los negocios de los judíos, luego hay gente en movilización y se forman lo que son los ghettos, en los que se designa a un comandante que recibe y administra la comida. Sin embargo, sí hay distinción entre los ghettos y los campos de concentración. Quiero saber ¿hay un hecho histórico que da paso a eso o simplemente es consecuencia de la dominación?

No hay un hecho histórico, hay una fecha en la que deciden la resolución final, -hay una película que se llama La conspiración que cuenta este hecho terrible, mezcla de ejercicio de poder y burocracia absurda- y se resuelve acabar con los judíos.

Intervención. Creo que en eso tiene que ver una situación de practicidad, era más fácil matar a los judíos en los campos de concentración, que asignar matanzas por grupos.

Hay que reconocer que hay filosofía detrás de todo esto. La eliminación de la diferencia implica una vocación de la filosofía occidental por cierto idealismo de subsumir todo. Como cuando Tales de Mileto decía: todo es agua, para los nazis todo es raza, el principio básico es la raza y sobre ese principio hay que juzgar absolutamente todo.

Intervención. Algo he leído con respecto a esta problemática, sobre todo la Dialéctica de la Ilustración de Adorno y Horkheimer, ¿de qué manera en el discurso filosófico se sobre valora la razón? ¿Cómo es que el discurso filosófico llega a ser parte de estas problemáticas: la guerra, la política?

Esta vocación que existe en la filosofía occidental de reducir todo a un solo principio, en este caso al principio de raza, de alguna manera crea una violencia simbólica que lo que hace es cortar con todo lo que no vaya con esa idea. Aunado a ello, dicen algunos filósofos, que hubo señales de aviso. Curiosamente, esas señales están en autores como Heiddeger, un autor que, por allá de los años 20´s, advierte sobre la importancia de reflexionar la tecné. La tecné por sí misma puede ser contraproducente, es como echar a andar un mounstro. Heiddeger, por una convicción filosófica, por egoísmo ó por ambición, se inscribe en el partido Nazi, llega a ser rector en una universidad en la Alemania nazi. El discurso que hace cuando toma el rectorado de esa universidad, es un discurso sintonizado con la filosofía nacional socialista. Lo que también hay en esta filosofía es, una lectura particular de Nietzsche, el vitalismo de Nietzsche. Si él se pregunta acerca del bien y del mal y de la relatividad de estas dos cosas, entonces, puede ser relativo que tú mates a alguien, lo puedes hacer, como de alguna manera también está en Kant en su reflexión sobre la moral, a favor de las buenas intenciones. Lo que importa es la buena intención.

Hay otros filósofos que advierten en contra de lo que podría ser esto. Walter Benjamín va a ser muy importante en todo esto, de hecho él, es una de las víctimas de la invasión de los nazis: está esperando a que le den su visa para irse a Norteamérica, en donde lo espera Adorno, pero los nazis no abren las puertas, entonces decide suicidarse… al otro día llega la visa.

Más cosas curiosas. Algo que sucedió poco, pero que sí ocurrió, fueron las sublevaciones de los judíos, se cuenta la historia de un preso que mata a mordidas a su guardián, pero el hecho que sorprende es que los judíos aceptaron su destrucción como corderos yendo al matadero.

Intervención. Esa es mi pregunta, ¿cómo pudieron soportar tanto?

Es una pregunta terrible. No tengo una contestación.

En "Memoria del mal, tentación del bien" Tzvetan Todorov advierte que la dificultad que plantea explicar y comprender los crímenes nazis, puede inducir a situarlos fuera del umbral de lo ‘humano’ y a relegarlos al plano de lo ‘bestial’ o lo ‘monstruoso’. Pero no es así, es algo muy humano lo que sucedió.

Intervención. Seguramente este incidente tiene un trasfondo, cuando ya era bien sabido por todos lo que ocurría en los campos de concentración, porque que si no sabían que era lo que les esperaba, tal vez pensaban que podían llegar a salir, estoy especulando. Yo pienso en los acaudalados, los banqueros, tenían cierto poder para levantarse, hacer camarillas, sublevarse, ¿por qué no lo hicieron?

Intervención. Yo creo que hay precedentes subjetivos, los judíos siempre fueron relegados, rechazados, ¿qué tanto influye en la subjetividad, el pertenecer a algo, un pueblo que siempre se está jodiendo?

De hecho, lo que decía Freud, es que los judíos eran un pueblo condenado a la culpa. Para nosotros ahora es un pensamiento natural decirlo: me hubiera defendido, pero el miedo, el terror, ante alguien que tiene el poder, es una cosa terrible que te invade desde la punta de los cabellos hasta los pies.

Intervención. Entonces, ¿eso sólo pudo ocurrir con un pueblo que se cree débil?

Aquí, el problema es la reflexión que hace Pascal sobre la nariz de Cleopatra. Si Cleopatra hubiera tenido más larga la nariz, seguramente las cosas hubieran sido diferentes, pero no la tenía más larga… fueron los judíos. Un hecho histórico tiene la particularidad de que solamente sucede, a partir de esos sucesos podemos reflexionar, pero no podemos imaginar que hubiera pasado en otras circunstancias.

Intervención. No me convence la justificación que me está dando.

Sobre la entrada de Auschwitz había un letrero que decía: Arbeit macht frei, el trabajo os hará libres. Realmente, no les importaba a los alemanes manipular a los judíos, eran cosas, mano de obra, menos que esclavos. Los esclavos tenían cuidados por parte de sus amos en Grecia y en Roma, aquí de lo que se trataba es de que trabajaran hasta agotarse, hasta no poder más.. Lo cual, nos lleva a reflexionar sobre lo que podemos hacer los seres humanos, con el prójimo, no solamente los nazis, sino cada uno de nosotros.

En las regaderas, donde estaban las cámaras de gas, había un letrero robado por los nazis de una sinagoga: Aquí solamente entran los justos. Es un gesto de una crueldad infinita haber puesto ahí ese letrero, lo que dice Lacan es: el mal es otro nombre del deseo. El deseo también puede llevarnos en esa dirección, de utilizar al otro como si fuera una cosa.

Hubo advertencias sobre lo que iba a pasar. Todos ustedes leyeron Kafka, un día en Metamofosis, aparece convertido en una cucaracha gigante. No hay nadie más judío que Kafka, es una presintificación de que algo va a pasar. La angustia de que no hay lugar para él como artista, pero de que tampoco, hay lugar para los judíos. De que un día pueden convertirse en cucarachas a exterminar.

Intervención. Esas condiciones de desigualdades histórica plantean la posibilidad de relacionar la condición de ser judío y abrir nuevos cuestionamientos sobre la condición humana, por una lado la posibilidad de una reflexión histórica sobre el proceso radical de un ideología fascista de exterminio y a partir de ellos, la construcción de nuevos planteamientos en la psicología. Lo que permitió la posibilidad de sobrevivir en los campos de concentración, fue la necesidad de buscar el sentido de la vida, no en un sentido romántico…

Ahora que lo dices, otro de los grupos de persiguieron los nazis fueron los Testigos de Jehová, este grupo que tiene creencias muy sólidas, – a algunos nos pueden parecer delirantes- pero que son muy arraigadas, hizo sobrevivir a muchos de los que ahí estaban. Perdón te interrumpí…

Bueno, también recordar que Freud tiene que luchar con esa condición judía.

Freud era judío como Kafka, como tantos otros, con una relación con la cultura alemana muy intensa, porque no se puede pensar la cultura alemana sin los judíos, no puede pensarse la cultura alemana sin Marx, sin Freud; pero al mismo tiempo, hay una relación de extrañeza con esa cultura judía. Hay una escena que refleja todas estas contradicciones: el amor entre Heiddeger y Hannah Arendt. Ella era judía, la amante, la otra, la jovencita estudiante que hay que ocultar ante los ojos de los demás. Esta relación que se oculto tantos años, nos habla de esta relación complicada entre el pueblo judío y los alemanes, pero todo esto es la consecuencia lógica de una filosofía de la Ilustración: la razón sobre todas las cosas. También es curioso y quizá profundamente conmovedor cómo se reencuentran muchos años después de estos sucesos, terminada la guerra. Entonces, Hanna que ha escrito sobre el Holocausto, sobre la Banalidad del Mal, lo perdona… y se convierte en una de sus promotoras en los Estados Unidos. Quizá porque pudo entender la importancia de la obra de Heidegger independientemente de de sus preferencias políticas, vio que era algo más amplio el campo de sus preocupaciones e intereses, investigaciones.

Intervención. Lo que decía Adorno: Lo que no es susceptible al cálculo y a la clasificación, es sospechoso

Yo llegué a conocer a una mujer griega que tenía, todavía las marcas del campo de concentración. Había sobrevivido, no sé cómo y había ido caminando hasta Paris desde Grecia, por increíble que esto parezca. No tenemos ahora tatuajes, pero cuando sea que vayan al banco, les van a pedir su credencia de elector.

(Risas)

Les recomiendo también leer la novela Sin Destino, de Imre Kertez

Intervención. Yo quiero comentar algo. Tengo una sospecha, no hay que darle todo el peso a la cuestión de la razón en el hecho del Holocausto. Por un lado, están las formas sutiles de manipulación, pero si se hace un análisis desde el otro lado, es decir, desde los mismos nazis, también se puede hablar de cierta manipulación. Se han hecho algunos estudios serios sobre la propaganda, por ejemplo Joseph Gerald , quien estaba encargado de los discursos de Hitler, más que la razón, hay que ver otros acontecimientos que llevan el cauce de la razón, pero que ya tenían una especie de problema planteado, por ejemplo, la situación personal de Hitler, no solo no era alemán, -no era rubio-, algo también que me llamó la atención, fue lo que comentó la clase pasada: pintor fracasado, músico fracasado, artista e incluso arquitecto fracasado. Es interesante el cuadro que presenta, ni cargarle todo a la propia razón, que no la estoy salvado ni nada, pero hay que ver la cuestión de propaganda, con lo que yo no me atrevería a asegurar, que todo tenía un carácter racionalista.

Todas las películas encabezadas por esta porquería de La vida es bella, lo que nos ponen pensar es: ¿Cómo es posible que los seres humanos seamos tan imbéciles, que podamos creer en esos montajes de escena que nos muestran los campos de concentración, como si fueran cualquier otro escenario? Estas películas también nos demuestran la vocación humana para el olvido, lo que no nos gusta, lo que nos es molesto… lo olvidamos o lo tratamos de olvidar… también se hace síntoma, eso nos dice Freud.

Y fíjense, han transcurrido nada más dos generaciones y ya casi ninguno de ustedes sabe que pasó. Vamos a terminar la clase de hoy y en la próxima volvamos sobre este punto. También empezar a hablar sobre Michel Foucault en estos años. Les recomiendo que busquen la Declaración del Foro Internacional sobre el Holocausto firmada por los países que ganaron la guerra, es una declaración firmada en Estocolmo. Lean Agamben... Lean todo lo que puedan acerca del tema… no será tiempo perdido. Y mi sensación es que apenas hemos tocado el tema.

Bueno, eso es todo, gracias.


(TRANSCRIPCIÓN: RUBÉN DARÍO JIMÉNEZ).

No hay comentarios:

Christopher Bollas: Mental pain

Conferencia de Christopher Bollas: Mental Pain.