jueves, 28 de febrero de 2013

Psicoanálisis y Marxismo. Raúl Páramo en el Círculo Psicoanalítico Mexicano.








El pasado 22 de febrero de 2012 el Dr. Raúl Páramo Ortega visitó el Círculo Psicoanalítico Mexicano para dictar una conferencia sobre el tema: Psicoanálisis y Marxismo. Fue una visita histórica pues este hombre fue precisamente uno de los fundadores de esta institución junto con el Dr, Suárez que también fue alumno y analizante de Igor Caruso.
Nació en la Ciudad de México en 1935 y realizó su formación psicoanalítica en el Círculo Vienés de Psicología Profunda. Páramo Ortega estuvo a cargo de seminarios de Técnica Psicoanalítica durante más de una década. En 1977, en la ciudad de Guadalajara, fundó el Grupo de Estudios Sigmund Freud. Ha dictado conferencias en institutos psicoanalíticos en Alemania, entre ellos el Instituto Sigmund Freud (Frankfurt) y la Academia de Psicoanálisis (Munich). De 1979 a 1995 editó 14 números de la revista Cuadernos Psicoanalíticos, y tiene más de un centenar de publicaciones en español, inglés y alemán, entre ellas cuatro libros (dos como autor único y dos como co-editor y autor). Actualmente forma parte del consejo editorial de la revista electrónica Teoría y Crítica de la Psicología.
Mi charla con él fue muy grata, es para mí díficil pensar que estaré tan lúcido como este hombre cuando tenga su edad. Estaba encantado con el póster y me dijo: "¡Parece que usted leyó mi conferencia! Yo soy un entrometido entre estos dos genios... "
Después conversamos sobre lo que ha sido el descubrimiento reciente de la supuesta participación de Caruso en la selección de niños durante la época fascista para su exterminio, me dijo: "Sabe usted quién echó a circular todo esto? Una expaciente de él.. y Sabe usted lo que es la transferencia?"
La conferencia muy brillante y la verdad que de antología... está ante ustedes ahora para que la escuchen y la pasen y repasen varias veces.

martes, 12 de febrero de 2013

Martin Heidegger: Humano, demasiado humano.




Interesante documental en el que se habla un poco de la filosofía de Heidegger, pero sobre todo de su terrible vinculación política con el nazismo. ¿Qué lo movió a afiliarse al partido nazi? Triste historia, que causa molestia, indignación, vergüenza de que uno de los más grandes filósofos de nuestro tiempo haya podido también ser un hombre arrogante, ambicioso y hasta sin escrúpulos. 
¿Cómo poder separar la filosofía del hombre? Es un reto que sólo algunos se atreven a afrontar, pero sin duda, la lectura de El ser y el tiempo (1926) dedicada a su maestro Edmund Husserl (a quien después por ser judío se excluyó de la universidad, sin que Heidegger lo impidiera), es un referente cultural indispensable para la comprensión de nuestro mundo y la meditación sobre nuestro quehacer humano.
La época histórica que le tocó vivir a Heidegger es probablemente una de las más tristes y oscuras que registra la historia de la humanidad. Le llamamos Holocausto, Soha, ninguno de estos nombres puede dar cuenta del horror de las atrocidades cometidas.
Desde la aparición del libro de Víctor Farías a la fecha, se ha discutido en forma amplia y polémica su cooperación con el régimen nazi,  sus críticos más radicales, llegan a reducir todo el contenido de su obra a una larga parábola colaboracionista que exalta el camino de gloria del pueblo alemán dirigido por el führer, hacia un destino histórico que salvará de la ruina y la degeneración a la civilización occidental.
Pero: ¿Hay acaso una relación puntual entre la ontología fundamental de Heidegger y el nazismo? Me parece que una tesis equivocada. 
El filósofo y científico Mario Bunge (idolatrado por los neopositivistas del siglo XX) profesor de Filosofía en la McGill University de Montreal, Canadá, y premio Príncipe de Asturias en 1982, dice que las frases de Heidegger son las propias de un esquizofrénico (El País 4 de abril de 2008y que no es más que un pillo que se aprovechó de la tradición académica alemana según la cual lo incomprensible es profundo, adoptando el irracionalismo, y atacando a la ciencia en orden de volverse el filósofo de Hitler, su protegido. Patrañas de un hombre que piensa erróneamente que el discurso de la ciencia dará solución y respuesta a todos los problemas del hombre y que cree entender lo que es la ciencia a partir de lo que algunos ingenuos llaman "el método científico".
¿Debe desecharse la obra filosófica de Heidegger por su colaboracionismo con ese régimen? Particularmente pienso que no. Sería descalificar por un simple argumentum ad hominen las valiosas aportaciones de su filosofía. Hanna Arendt misma, le perdonó aunque de seguro hubiera tenido muchos motivos para no hacerlo. Se dice fácilmente, pero el problema es bien complejo. Recomiendo ampliamente este filme.

Mayor información en la página de Horacio Potel:

WebRep
Calificación general
Este sitio no tiene calificación
(no hay votos suficientes)

lunes, 4 de febrero de 2013

Actividad académica... unas imágenes.




Parte del trabajo que realizo en la Universidad tiene que ver con la enseñanza académica. Aquí me encuentro en la realización de un examen de grado en Filosofía que realiza Adrián Campillo presentando una tesis sobre Nietzsche en la Universidad Veracruzana, México. 
A mi derecha se encuentra el director de la tesis Dr. Darin MacNabb y a mi izquierda el Dr. Marcelino Arias. Escuchando los primeros momentos de exposición de la tesis en cuestión. 
Tesis interesante, bonita y llana exposición que dio lugar a preguntas y comentarios diversos por parte del jurado. 
Momentos gratos que se atesoran en el tiempo contra el olvido.  


Documental sobre Jacques Lacan