miércoles, 29 de abril de 2009

The virus that came from outher space…

Cual si fuese una película de terror de los años 50’s, de aquellas que surgieron para simbolizar la presencia y el combate de la “enfermedad comunista” en la sociedad norteamericana, así se ha levantado en nosotros el terror y el pánico ante la emergencia epidemiológica.
No es una situación desdeñable ni que deba disminuirse en importancia. La OMS ha declarado el grado 5 de emergencia epidemiológica de 6 posibles en la que el máximo número indica pandemia. El asunto es que el manejo ante los medios de las autoridades sanitarias ha sido a mi modo de ver torpe y las medidas que se han tomado insuficientes.
Por supuesto, a la emergencia se suma el miedo general despertado por las declaraciones de los funcionarios, que cuando dicen que el problema está controlado y que no hay por qué alarmarse, pues en realidad no mejoran para nada la situación social, debido a su falta de credibilidad.
Es el caso de las Granjas Carroll cercanas a Perote, Ver. las autoridades indican que no hay ningún problema y que los casos que se presentaron en diciembre fueron controlados, y las personas tienden a pensar precisamente lo contrario, oyendo las voces de los “ambientalistas” que sin mayores pruebas afirman que dichas granjas de cerdos constituyen un problema de seguridad nacional y un foco de contaminación.
Oí por radio, una entrevista realizada a un activista social de Perote que se oponía a que siguieran operando y decía con displicencia que si no tenía pruebas de lo que afirmaba es porque no tenía el dinero para hacerlas. Pero que en cualquier caso, el gobierno no llevaba a cabo los controles sanitarios correspondientes.
Personalmente, después de leer la nota aparecida en el Universal:
Transnacional de cría de cerdos, bajo sospecha (29.04.09) y ver que fue traído por la empresa el experto James Wilson (consultor de la empresa estadounidense de alerta biotecnológica Veratect) en fecha temprana en el caso de la afección respiratoria en La Gloria, siento que la empresa se preocupó por solucionar el problema y lo hizo después de todo, de manera que el nuevo brote no ha surgido en Veracruz, sino en el Distrito Federal.
¿Debe culparse a los accionistas de Smithfield y propietarios en 50 % de la granja, de cotizar en la bolsa? ¿Son diabólicos de inicio por ser capitalistas? La población de La Gloria, enfermó y se alivió (se rumora de hasta 20 muertes, pero el gobierno estatal consigna sólo 2 casos), no obstante que a mediados de marzo de este año, alrededor del 30% de la población de esa comunidad perteneciente a Perote, presentó problemas respiratorios, que se atribuyeron a los desechos porcinos de la empresa, que se encuentra 8.6 kilómetros alejada de esta zona rural (
CNN Expansión, 29 de Abril de 2009), sin que pudiera probarse el dicho.
Sin embargo, la empresa, subsidiaria a la mitad por parte de la estadounidense Smithfield Foods, Inc., ha subrayado que ninguno de sus 907 trabajadores y sus más de 500,000 cerdos - entre los 60,000 vientres y toda su progenia - han presentado síntomas de la influenza porcina.
Basándose en esos hechos, y en que después de todo, a la empresa le interesa solucionar un problema como éste, a reserva de la caída en las ventas, como la que ahora está experimentando, es absurdo condenar de antemano una fuente importante de trabajo para la región y señalarla como el principio del foco de infección. Tampoco conviene acusar a China o algún país asiático por el simple hecho de que la denominación popular de la gripa apunte a esa región, de hecho, algunos científicos como el extinto Fred Hoyle (Universal 27.04.09) dicen que enfermedades como ésta, provienen del espacio exterior.
Es extraño ver tanta gente con tapabocas en la calle, y tantos más haciendo cola en la farmacia para comprar vitamina C. Los tapabocas están prácticamente agotados ¿Han empezado a sentir síntomas, como parte de la sugestión? Yo sí...
Lo que parece un hecho, es que la primera víctima de la influenza porcina se detectó en Oaxaca (
Es más 27.04.09) no en Veracruz. Por lo que no es posible afirmar con absoluta seguridad, que la epidemia surgió en Perote.
Por supuesto, el asunto ha derivado en manejos políticos de los partidos de oposición (que en el estado de Veracruz es el PAN) y a declaraciones malintencionadas o producto de la ignorancia como las del diputado Marco Antonio Nuñez López. En el DF, Marcelo Ebrard cerró restaurantes en una medida que no acaba uno de saber si es sólo política y no simplemente sanitaria, pues los supermercados y tiendas permanecen abiertos, dispuestos para las compras de pánico de la gente. AMLO que siempre dice cosas, esta vez ha callado, esperando ser políticamente correcto en sus declaraciones, quizá esté en consulta con Dante Delgado evaluando qué será más conveniente decir.
No, no es un virus antichilango (se les dice chilangos a los capitalinos), ni creo que se vaya a acabar el mundo. Lo que no se dice es que siempre serán los pobres pobres los más expuestos, gente que no tiene la alimentación adecuada, los cuidados higiénicos deseables y la atención médica mínima para evitar caer en enfermedades oportunistas. Aunque por otro lado, las estadísticas son en este caso engañosas, porque también es cierto que una vieja hipótesis entre los epidemiólogos es que, en estos casos, un sistema inmunológico sano y fuerte se convierte en desventaja (Opinión. A. Nadal. La Jornada 29.04.09)

Hasta hoy sólo hay 7 muertes bien confirmadas y quizá 150 fallecimientos posibles en todo el territorio nacional. La verdad es que no hay pruebas rápidas suficientes para detectar el virus, y quizá tampoco medicamento suficiente, por lo que ha sido reservado en los hospitales para los casos bien identificados. Esto no es el apocalipsis sino una crisis sanitaria que será superable y espero a corto plazo, no considero que sea tampoco una conspiración del gobierno panista para imponer un estado de sitio o asustar a la población y domeñarla en vísperas de elecciones, la OMS no obedece a Calderón, aunque algunos así quisieran pensarlo o desearlo.
No quiero tomar a broma el asunto, sé que es serio, trato simplemente de no entrar en el pánico colectivo y expresar una opinión, por más difícil que sea hablar en este momento. Uno de mis colegas en la clínica, médico, me dice que atendió toda la tarde casos de gripa. No sabe realmente de qué gripa se trata, no se puede saber, porque las pruebas del laboratorio no están al alcance de cualquiera sino sólo en hospitales especializados. Por eso, es conveniente tomar medidas de precaución y no exponerse, seguir las recomendaciones de salud de organismos e instituciones con prestigio y especializadas, la UNAM ha instalado el portal:
www.influenza.unam.mx donde se presenta la información más actualizada relativa a las actividades académicas, comunicados de carácter urgente, recomendaciones y acciones a tomar durante esta contingencia.
Cuando me refiero a que las medidas de emergencia que se han tomado han sido insuficientes, pienso que en Veracruz, si bien las escuelas han cerrado, los antros (posibles focos masivos de infección) permanecen abiertos por la noche, invitando a los jóvenes a visitarles y vivir como si fueran vacaciones y oportunidad de reventón, las medidas sanitarias para evitar el contagio.
La información ha sido aprovechada por los medios para revaluar el negocio de la comunicación. Una periodista del canal 40 hizo una serie de casi 10 preguntas al secretario de salud en su conferencia de ayer, con tal de lucirse ante sus colegas y los espectadores. Todas eso sí, a nombre de la comunidad periodística.
Se ha empezado a llamar a la enfermedad: gripe mexicana. Es una denominación muy desafortunada, espero sinceramente que no pegue, como en su momento se denominó a un mal parecido gripe española a principios del siglo pasado, esa epidemia causó alrededor de 50 millones de muertos. Hay que tener en cuenta que entonces no existían los avances médicos e higiénicos de los que ahora disponemos.
Por último, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, descartó este miércoles el cierre de la frontera con México por la nueva cepa de influenza H1N1.
En conferencia, el mandatario estadounidense respondió que no a la pregunta de si consideraba cerrar la frontera ante el temor de que se propague más la enfermedad, y agregó: es como cerrar el establo ya que se escaparon los caballos (
CNN Expansión, 29 de Abril de 2009). Menos mal que no dijo cerdos… nos dejó en categoría de equinos....
Nota agregada, aparecida en El País el 30 abril 2009:
El ritmo de contagio aumenta con rapidez en América del Norte. El Gobierno mexicano ha elevado este jueves a 260 el número de infectados por el virus H1N1, de las que 12 han fallecido. En el anterior balance eran ocho los muertos y 99 los casos confirmados. El ministro de Sanidad, José Ángel Córdova, ha explicado en una rueda de prensa que "el incremento de personas fallecidas entre el miércoles y el jueves no se debe a que en estas últimas horas hayan perdido la vida más personas", sino a que se ha podido someter a prueba "un gran número de muestras que se habían venido tomando desde principios de abril".
Córdova ha admitido que, "en la medida en que nuestra capacidad de análisis se incrementa, es posible ampliar el número de casos que se estudian, y eso implicará que en los próximos días el número de casos acumulados irá variando". Los muertos confirmados son cuatro hombres y ocho mujeres, la mitad de ellos con edades comprendidas entre los 31 y los 40 años. La capital, Ciudad de México, parece un gigantesco quirófano, porque la gran mayoría de sus habitantes caminan por las calles -los que se atreven a salir, que son pocos- con mascarillas, como si fueran cirujanos en plena faena, para esquivar el contagio.

No hay comentarios:

Christopher Bollas: Mental pain

Conferencia de Christopher Bollas: Mental Pain.