sábado, 12 de noviembre de 2011

¿Por qué no votaría por el PAN?


Si no bastasen los casi 60 mil muertos en lo que va del sexenio, los abusos de poder, la hipocresía del jefe de estado, la estupideces de Fox que no deja de callarse la boca, la corrupción que no ha sido erradicada sino afianzada en los viejas telarañas del poder, la represión a los sindicatos independientes, y la paralización, descuido, bancarrota de Mexicana de Aviación; el abandono de los obreros mineros en los accidentes y el plegamiento a los intereses patronales, la ineficiente administración de PEMEX y la conservación de sus fallos administrativos (el fracaso de la compra de acciones a REPSOL) la infinidad de promesas de campaña incumplidas (¡Se acabarán las tenencias!... si los estados así lo quieren), el clientismo electoral, el compadrazgo como medio en la repartición del poder, el tráfico de influencias de Felipe Calderón en favor de su cuñado Diego Hildebrando Zavala, el uso del aparato del Estado a favor del partido sin que sean claros los márgenes entre uno y otro, su encubrimiento de la ineptitud y corrupción policíaca, el  ocultamiento de los abusos cometidos por el ejército en la calle en la lucha contra el narco, el intento de destrucción del Seguro Social, los dos secretarios de estado muertos en forma no satisfactoriamente explicada.  La sonrisa falsa de una Josefina Vázquez Mora que se muestra orgullosa como una señora de alta clase divorciada de los intereses del pueblo y no olvidaré mencionar aquí: sus regalos de Ipad2 a todos los obispos; la falta de un discurso claro, incompetencia y ranciedad del desvencijado Santiago Creel, la impotencia política y la figura de pelele aunada al discurso de palabras vacías de un Ernesto Cordero, delfín de Calderón.
Entonces pensaría en su creación a partir de los restos del movimiento cristero y la fuerte vinculación con la Iglesia Católica conservadora que trajo a Maximiliano y que combatió Benito Juárez; su vinculación a El Yunque, organización secreta de ultraderecha, su conexión además, a otro grupo de derecha llamado La Sagrada Familia, su unión con la Unión de Padres de Familia, la Asociación Nacional Cívica Femenina, los Caballeros de Colón, y el grupo Desarrollo Humano Integral y Acción Ciudadana, además de los arreglos con Salinas de Gortari. Es decir, el ejercicio de la derecha más recalcitrante y atrasada ideológicamente de este país, que quisiera volver a México al Porfirismo y que detesta el pasado indígena de esta nación, haciendo sinónimo de racionalidad y belleza: la diferencia de clases, el uso de la corbata y el traje para el trabajo, el color “blanco” sinónimo de “güerito”, la idea de que ser humanitario es dar limosna y guardarse las verdaderas ganancias para sí, su rechazo a la homosexualidad y a la diversidad sexual, a la contracepción y el aborto (es decir, el libre derecho de las mujeres a poder decidir sobre su sexualidad y momento de concepción).
EN OTRAS PALABRAS, PORQUE NO ESTOY A GUSTO CON ESTE GOBIERNO, NO DE ACUERDO CON SU FORMA DE HACER COMPONENDAS EN LO OSCURO, SU FALTA DE TRANSPARENCIA, SU ADMINISTRACIÓN FALLIDA EN LO QUE RESPECTA AL APARATO DE PRODUCCIÓN ESTATAL, LA VIOLENCIA QUE SUFRIMOS EN LAS CALLES LOS CIUDADANOS EN GENERAL, EL PLEGAMIENTO TOTAL A LOS INTERESES DE LOS ESTADOS UNIDOS, EL ENCUBRIMIENTO DE LAS OPERACIONES DE LA DEA, LA CÍA Y OTRAS INSTITUCIONES MILITARES EN NUESTRO PAÍS.
NO, SIMPLEMENTE NO VOTARÍA POR EL PAN, TENGO TODAVÍA DIGNIDAD Y HONESTIDAD, ASCO FRENTE A LOS DEVANEOS DEL ABUSO DEL PODER Y CIERTA RESPONSABILIDAD SOCIAL.

No hay comentarios:

¿Distancia sin retorno? Intervención en el Foro de Canal Freudiano, evento realizado junto con la Universidad Autónoma de Tlaxcala el 20 de mayo de 2017.

¿Distancia sin retorno? ¡Zenón! ¡Cruel Zenón! ¡Zenón de Elea! ¡Me has traspasado con tu flecha alada que vi...