martes, 11 de enero de 2011

Vals con Bashir (2008) - IMDb


Vals con Bashir (2008) - IMDb
Ari Foldman dirige y "protagoniza" un filme extraordianario de dibujos animados con un final sorprendente. El argumento es simple, él ha perdido la memoria y no recuerda los eventos sucedidos durante la invasión a Líbano en 1982 de Israel cuando realizaron una "guerra preventiva" tratando de expulsar a los combatientes palestinos refugiados en el sur de ese país.
Su vida de pronto se ve frenada por ese hueco de memoria y recurre a los especialistas, y luego a sus excompañeros de combate para tratar de explicarse lo que pasó e intentar recuperar sus recuerdos traumáticos de aquellos acontecimientos.
Los dibujos son muy originales, la técnica al servicio de las ideas, no se trata de The Watchmen o del tarado de Tín Tín. El viaje de este hombre a través de los surcos del tiempo le lleva a recordar las masacres de Sabra y Chatila provocadas por el ejército israelí y sus aliados que fueron calificadas de genocidio por parte de la Asamblea de la ONU en su resolución 37/123.
Hechos que tienden a olvidarse y que no son tan lejanos en el tiempo a los campos de concentración nazis, por lo que asombran e indignan el doble, pues provienen de quienes alguna vez fueron víctimas.
Recomendable en todo sentido... triste, pero necesaria de ver especialmente para los jóvenes.

3 comentarios:

Vicent dijo...

Intentaré verla, señor Julio, aquí en València los cines de películas comprometidas son muy escasos, pero los hay, a mi me parece un poco un camino iniciático por el espectro de vivencias que acontecen a un caminante, la guerra es y será siempre ese escollo por conquistar.

Un saludo de Vicent.

Diego dijo...

Dr. Ortega, quisiera su comentario para "The antichrist" de Lars von Trier. A mí me ha gustado mucho pero la critica es ambivalente.

JULIO ORTEGA B. dijo...

Todavía no la veo... pero con mucho gusto en breve le doy mi punto de vista... saludos.

¿Distancia sin retorno? Intervención en el Foro de Canal Freudiano, evento realizado junto con la Universidad Autónoma de Tlaxcala el 20 de mayo de 2017.

¿Distancia sin retorno? ¡Zenón! ¡Cruel Zenón! ¡Zenón de Elea! ¡Me has traspasado con tu flecha alada que vi...