martes, 19 de abril de 2011

El mercurio en lámparas flourescentes compactas.



EL MERCURIO (Hg) EN LÁMPARAS FLUORESCENTES COMPACTAS.



Greenpeace está exigiendo al Congreso de la Unión, que elabore una ley que prohíba las lámparas incandescentes para que antes del año 2012, estos productos dejen de ser vendidos en el país. Una de las mejores opciones para reemplazar estos focos: son las lámparas fluorescentes compactas y las lámparas de leds, sin embargo éstas últimas todavía no se encuentran al alcance de la mayoría de la población, debido a su alto costo.

Las lámparas fluorescentes compactas -mejor conocidas como lámparas ahorradoras, consumen cuatro veces menos energía y pueden durar hasta diez veces más que un foco común. Además, al generar la energía eléctrica necesaria para hacer funcionar un foco incandescente, en promedio se emiten 5 veces más CO2 que para hacer funcionar una lámpara ahorradora. Estas son las principales razones por las cuales, la sustitución generalizada de focos incandescentes representa una oportunidad de mitigación del calentamiento global del planeta.

Mercurio

Debido a su principio de funcionamiento, las lámparas ahorradoras necesitan mercurio, sin éste, es imposible que puedan emitir luz visible. El mercurio es un metal que se encuentra de forma natural en la corteza terrestre y que puede presentarse en varias formas químicas. Dependiendo de la forma en la que se combine con otros elementos, el mercurio puede durar diferentes periodos de tiempo en el ambiente, desde horas o meses o llegar incluso a años.

El mercurio se obtiene de diversas fuentes:

· A través de producción minera: Como producto principal de la actividad minera o como subproducto de la extracción o refinamiento de otros metales.
· Recuperándolo en la refinación de gas natural.
· Reciclándolo de productos usados y desechos de procesos de producción industrial.

Fuentes emisoras de mercurio

En México, existen varias fuentes a través de las cuales se emite el mercurio: centrales carboeléctricas, termoeléctricas, en fundidoras primarias de cobre, zinc y de metales ferrosos, en la producción de cemento, en plantas de cal, en procesos de incineración de residuos biológico infecciosos, en la producción de celulosa y papel, en la manufactura de lámparas fluorescentes y cuando éstas se rompen, en la manufactura de termómetros y durante la aplicación y remoción de amalgamas dentales.

Emisiones en lámparas fluorescentes

El inventario preliminar[1] sobre emisiones de mercurio, estima que al romperse una lámpara fluorescente, el 25% de su contenido de mercurio es emitido al aire. De acuerdo con estas cifras, las emisiones de mercurio generadas por la rotura de lámparas fluorescentes en México representan en promedio 0.229 ton/año.

[1] Fuente: Inventario Preliminar de Emisiones Atmosféricas de Mercurio en México. 2001. Elaborado para la Comisión para la Cooperación Ambiental.

Gráfica 1. Emisiones de mercurio[1]

La gráfica 1 muestra que las emisiones de mercurio provenientes de lámparas fluorescentes son menores que las generadas por las emisiones en plantas carboeléctricas que transforman carbón y otros combustibles sucios en energía eléctrica. Las lámparas fluorescentes compactas representan una oportunidad de reducir las emisiones de mercurio provenientes de estas centrales, debido a que en promedio, una planta de carbón emite 10 mg de mercurio para producir la electricidad requerida para hacer funcionar una lámpara incandescente, comparada con 2.4 [2]mg de mercurio que se emiten para hacer funcionar una lámpara ahorradora compacta (gráfica 2).

[1] Fuente: IBIDEM
[2] Fact sheet: Mercury in Compact Fluorescent Lamps (CFLs). The US Environmental Protection Agency

Gráfica 2 Comparación de emisiones de mercurio al generar electricidad para hacer funcionar una lámpara incandescente y una lámpara ahorradora.

En México, las lámparas fluorescentes que se consumen son mayoritariamente de procedencia china, aunque se encuentran resguardadas bajo marcas con reconocimiento internacional, en el país no existen parámetros oficiales plasmados en una normatividad que establezca límites máximos permisibles de contenido de mercurio en lámparas, tampoco existe regulación alguna que exija a los fabricantes que proporcionen información a los consumidores acerca del manejo del producto, o de disposición final del mismo una vez que éste ha terminado su vida útil.

La NEMA (National Electrical Manufacturers Association) establece que el contenido de mercurio máximo en una lámpara debe ser 5mg, esta misma disposición debe agregarse a la actual norma mexicana que regula las especificaciones técnicas de estos productos en el país, la NOM-017-ENER/SCFI-2008: Eficiencia energética y requisitos de seguridad de lámparas fluorescentes compactas autobalastradas.

Esta misma norma oficial debe obligar a los fabricantes a que den información al usuario acerca de la disposición final de las lámparas fluorescentes compactas una vez que éstas concluyeron su vida útil. De hecho, varios productos que existen en el mercado ya cuentan con esta información en sus empaques (figura 1). Sin embargo, no es aplicable, ya que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales no cuenta con planes de reciclado ni de manejo de desechos de estos productos.

Figura 1. Etiqueta de una lámpara ahorradora compacta adquirida en febrero de 2008 en la ciudad de México.
Demandas de Greenpeace respecto al mercurio en lámparas fluorescentes compactas

· Los fabricantes deben proporcionar lámparas fluorescentes compactas con el más bajo contenido de mercurio, en todo caso, que éste no exceda los 5 mg por pieza fabricada.
· El tiempo mínimo de operación de vida de una lámpara fluorescente compacta debe ser de 8000 horas, a fin de garantizar que la población adquiera productos con criterios estrictos de calidad.
· El etiquetado del producto deberá contener información acerca de la disposición final del mismo, una vez que éste terminó su vida útil.
· La secretaría del medio ambiente y recursos naturales deberá diseñar planes de manejo de residuos de lámparas ahorradoras compactas, una vez que éstas han terminado su vida útil.

Recomendaciones para el manejo de lámparas fluorescentes compactas

Las lámparas son seguras para usarse en hogares, sin embargo, se deben tener precauciones al instalarlas o retirarlas:

· Al instalar o retirar una lámpara ahorradora, ésta debe tomarse por su base, no por los tubos, ya que éstos son muy frágiles y pueden romperse.
· Cuando una lámpara ahorradora se llegue a romper, es necesario usar guantes para recoger los residuos. Se debe evitar hacerlo con las manos sin protección.
· Nunca usar aspiradora para limpiar los residuos de una lámpara o tubo fluorescente que se ha roto.[1]
· Por el momento, solo se recomienda colocar los residuos de lámparas en bolsas selladas y ventilar el área donde se ha roto la lámpara.

Nota Técnica

Principio de funcionamiento de una lámpara fluorescente compacta

Una lámpara fluorescente compacta funciona cuando una corriente eléctrica llega al balasto electrónico. Cuando la electricidad llega a los filamentos de tungsteno o wolframio, éstos producen calor que ioniza[2] el gas que contiene el tubo, de esta manera se crea un arco eléctrico entre los dos filamentos, el objetivo de este arco es mantener la ionización del gas contenido en el tubo.

Cuando los iones desprendidos del gas chocan contra los átomos del vapor de mercurio contenido también dentro de tubo, provocan que los electrones del mercurio se exciten y comiencen a emitir luz ultravioleta. Esta luz no es visible para el ojo humano, al salir despedidos chocan contra las paredes de cristal del tubo recubierto con la capa fluorescente, este choque de fotones ultravioletas contra la capa fluorescente provoca que los átomos se exciten también y emitan fotones de luz blanca, que sí son visibles para el ojo humano.

Partes de una lámpara fluorescente compacta

· Tubo: en su interior, se encuentra alojado vapor de mercurio, generalmente el tubo se recubre en su interior por una fina capa de fósforo.
· Filamentos de Tungsteno o Wolframio, cuyo propósito es calentar los gases contenidos en su interior, estos gases pueden ser Neón, Kriptón o Argón.
· Balasto electrónico. Éste dispositivo sirve para suministrar el voltaje necesario para la lámpara y regular la intensidad de corriente que circula.
· Base: es un receptáculo de material plástico, unido a un casquillo roscado que sirve para colocar la lámpara en el techo o pared.

[1] Los iones son átomos con carga eléctrica positiva o negativa, la ionización se refiere al proceso físico necesario para producir estos iones y con ello generar un arco eléctrico.

Fuentes de información

· Directive 2002/95/EC of the European Parliament and of the Council of 27 January 2003 on the restriction of the use of certain hazardous substances in electrical and electronic equipment Disponible en:
http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CELEX:32002L0095:
EN:HTML

· Diagnóstico del Mercurio en México. Desarrollado por el Instituto Nacional de Ecología. México. 2000. Disponible en:
http://www.ine.gob.mx/dgicur/sqre/descargas/Diagnostico_hg_mx_2002.pdf

· Inventario Preliminar de Emisiones Atmosféricas de Mercurio en México. -Informe Final- Acosta y Asociados: Proyecto CEC-01. 30 de Mayo del 2001. Elaborado para la Comisión para la Cooperación Ambiental. Disponible en: http://www.ine.gob.mx/dgicur/sqre/descargas/mxhg_airefinal_todo_v3.pdf

· FACT SHEET: Mercury in Compact Fluorescent Lamps (CFLs). Resources for Recycling or Proper Disposal of CFLs. Disponible en:
http://www.gelighting.com/na/home_lighting/ask_us/downloads/MercuryInCFLs.pdf

· Marquardt, Ryan. Compact Fluorescent Lamp Recycling Project Phase I. Draft Report. Background Research and Program Options. 2002. Northwest Energy Efficiency Alliance. Zero Waste Alliance. Disponible en:
http://www.zerowaste.org/

· Lamp industry product stewardship record of environmental accomplishment. NEMA. Octubre, 2004. Disponible en:
http://www.nema.org/lamprecycle/index.html

· Manufacturer Take-Back of Lamps. NEMA. Septiembre, 2007. Disponible en:
http://www.nema.org/lamprecycle/index.html

· Frequently Asked Questions Information on Compact Fluorescent Light Bulbs (CFLs) and Mercury. Energy Star. June 2008. Disponible en: http://www.energystar.gov/ia/partners/promotions/change_light/downloads/Fact_Sheet_Mercury.pdf

· Mercury emissions from the disposal of Fluorescent lamps Revised model Final report. Office of Solid Waste. U.S. Environmental Protection Agency. March 31, 1998. Disponible en:
http://www.p2pays.org/ref/06/05620.pdf

· Comments of Environmental NGO’s. Disponible en: http://www.ecostandard.org/downloads_a/final_position_env_ngo_office_lighting_im.pdf

· Reseña toxicológica del mercurio. Agencia para sustancias tóxicas y el registro de enfermedades (ASTDR). Atlanta, Departamento de salud y servicios humanos de EUA. 1999.

· Preliminary comments of Environmental NGOs on the draft Chapter 8 “SCENARIO – POLICY – IMPACT” of the Preparatory study for EuP Lot19 (Domestic Lighting). Disponible en:
http://www.ecostandard.org/downloads_a/environmental_ngos_eup_working_plan_21-05-08.pdf

· http://www.nema.org/gov/env_conscious_design/
· http://www.sylvania.com/Recycle/CFLandHouseholdlightBulbrecycling/
· http://www.ciwmb.ca.gov/WPIE/FluoresLamps/
· http://www.lamprecycle.org/
· http://ccelearn.csus.edu/mercurylamp/content/index.htm
· http://www.almr.org/almr_project_web.html

[1] ASTDR. Reseña toxicológica del mercurio.
[2] Los iones son átomos con carga eléctrica positiva o negativa, la ionización se refiere al proceso físico necesario para producir estos iones y con ello generar un arco eléctrico.

1 comentario:

Vicent dijo...

Pese a la gran rotura del equilibrio sistémico en la Historia espero que podamos antes de que produzcamos una gran guerra, que podamos optimizar un poco el planeta y la Historia.

Un saludo de Vicent.

¿Distancia sin retorno? Intervención en el Foro de Canal Freudiano, evento realizado junto con la Universidad Autónoma de Tlaxcala el 20 de mayo de 2017.

¿Distancia sin retorno? ¡Zenón! ¡Cruel Zenón! ¡Zenón de Elea! ¡Me has traspasado con tu flecha alada ...