sábado, 15 de octubre de 2011

Charles LLoyd Quartet.



Uno de los cuartetos más exquisitos en la historia del Jazz, con Charles LLoyd (sax y maracas), Michel Petrucciani (piano), Cecil Macbee (bajo), y Jack de Johnette (batería).

Nacido en Memphis en 1938, Charles Lloyd descubrió el saxofón a una edad temprana. Pronto se convirtió en una figura de la joven escena de clubes de la West Coast y tocó junto a sus colegas Ornette Coleman, Eric Dolphy, Scott LaFaro, y Charlie Haden. En 1966, formó el Charles Lloyd Quartet original que sirvió de presentación de talentos como el pianista Keith Jarrett y el batería Jack DeJohnette. Ha actuado en todos los festivales de jazz del mundo como: Montreux, North Sea, Montreal, Toronto, Paris, Viena, Londres, San Sebastián, etc.

Saxofonista, flautista y compositor, Charles Lloyd alcanzó la cumbre en los años sesenta, rompiendo con su cuarteto las barreras entre los seguidores del jazz moderno y el floreciente rock hippy. Sus 40 años de carrera y una discografía que incluye 35 álbumes bajo su autoría y otras tantas colaboraciones (Chico Hamilton o The Beach Boys incluidos) le han permitido adquirir un prestigio enorme y ser una de las referencias imprescindibles cuando se habla del jazz moderno.

Charles Lloyd fue el primer músico de jazz que hizo una gira por la Unión Soviética y el primero también en vender un millón de copias del género con Florest Flower, grabado en directo durante el Festival de Monterrey de 1966, con un joven Keith Jarrett al piano. Después llegó una retirada parcial y no regresó a los escenarios hasta finales de los 80. Su firma con el sello ECM amplía desde entonces su obra, con trabajos calificados de exquisita espiritualidad, delicadeza y un sonido, lo menos, inimitable. En 2002 grabó dos discos enormes: "Which Way Is East" y antes "Lift Every Voice". Reverenciado por igual por músicos de tan distinta filiación como Keith Jarrett, Joe Lovano y David S. Ware, Charles Lloyd posee un sonido reconocible a la primera escucha: quebradizo y encantatorio, delgado y flotante como una brisa.

Fuente: Apolo y Baco.

2 comentarios:

Vicent dijo...

La verdad es que no entiendo mucho de Jazz, aunque tengo cuatro o cinco discos en vinilo, que pongo a menudo, de Tete Montoliu i de los grupos i jazzistas del concurso de la diputació de València, cuando aún había dinero, es una música que me relaja y me hace (fíjese si soy en ella neófito) tener, me da la sensación de tener, de goce.
Yo siento no obstante en ella una gran eclosión de sentimientos y los acordes son múltiples, cosa que también me maravilla.

Bueno, un abrazo

Vicent

Anónimo dijo...

Hello There. I found your blog using msn. This is a very
well written article. I will be sure to bookmark it and
come back to read more of your useful information. Thanks for the post.

I will definitely comeback.

Feel free to surf to my web-site ... miscrits sunfall

Christopher Bollas: Mental pain

Conferencia de Christopher Bollas: Mental Pain.