lunes, 14 de octubre de 2013

Genealogía del psicoanálisis. Rodolfo Álvarez muestra cuadro elaborado por Ernst Falzeder


Un cuadro tan complicado y enredado explica muy bien, a simple vista, los líos familiares, las confusiones, transferencias negativas, y desmadres que se traen los psicoanalistas. Cómo verán en ese cuadro que intenta seguir las genealogías oficiales, faltan muchos nombres de analistas de la línea lacaniana, carusiana, etc. etc. Sería muy interesante hacer una genealogía con todos los nombres, entonces el rayoneo se volvería de pesadilla. Y faltarían los nombres de algunos que se han autonombrado analistas sin tener más que un conocimiento teórico del asunto y que hasta han publicado libros bestsellers, los que podríamos llamar psicoanalistas salvajes.... aquí en México abundan esos... desgraciadamente. Agradezco a Rodolfo Álvarez su labor pública en favor de la difusión de la Historia del psicoanálisis, franca, sincera y valiente. Sin imposturas, trampas o engaños.
Aquí nada menos en Xalapa, Veracruz, México... hay un muchacho (sobre los 30's) que se hace llamar "la promesa dorada del psicoanálisis mexicano" que imparte cursos a nombre del Círculo Psicoanalítico Mexicano (sin tener absolutamente ninguna vinculación con él) y que se dice mi alumno, sin serlo (también hay otros alumnos míos que no me reconocen como maestro, eso es cierto). Creo importante por eso para quienes se adentran al psicoanálisis, estar muy atentos a la falsedad... no se dejen seducir por las "palabras bonitas" y los esquemas simples doctrinales. El psicoanálisis es ante todo un estilo de trabajo, una ética, una manera de pensar los problemas de la clínica y una manera de incidir sobre el discurso delirante, patológico y los problemas del cuerpo.

No hay comentarios: