domingo, 22 de noviembre de 2009

Visita a Monterrey, Nuevo León.



Muy grata e interesante, la visita que realizé a Monterrey N.L. - por primera vez - invitado por el grupo interdisciplinario ReDes y la Facultad de Psicología de la UANL. Tuve oportunidad de conocer esa gran ciudad de aproximadamente 6 millones de habitantes y mis amigos Ara Franco y Rodolfo Álvarez del Castillo (toda una institución en el psicoanálisis) me llevaron a conocer algunos puntos importantes de la ciudad.
Fue gratísimo para mí encontrarme con Rodolfo después de tantas "cartas apasionadas", y compartir con él noticias, chismes, impresiones y demás.
Monterrey es "la más norteamericana de las ciudades mexicanas", llena de centros comerciales, amplísimas calles, impresionantes museos, y mucha actividad industrial, cultural. Me llamó la atención, eso sí, que en el noticiero se diese el clima en grados farenheit...
Se ve que circula dinero... visite "la colonia", así nomás se dice por allá.

Me impresionó el gran interés de los estudiantes por el psicoanálisis dentro de la Universidad y las ganas de trabajar del subdirector de Investigaciones el Dr. Manuel Muñiz, con quien compartimos, a pesar de la distancia, muchos maestros.
El seminario sobre Clínica del Acting Out, parece que interesó. Les agradezco a todos los amigos allá, que hicieron posible mi visita.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Julio. Para nosotros (REDES) fue una experiencia muy importante en nuestra formación y trabajo clínico. Te agradezco, a tono personal, el tema que compartiste con todos nosotros. No cabe duda que el camino por el psicoanálisis es sinuoso y requiere de un gran compromiso con la investigación, el trabajo clínico con los pacientes, las supervisiones, y el análisis personal. Pero creo que no solo eso, sino un compromiso ético, político incluso por lo que acontece "en medio" del camino entre el decir de paciente (las producciones inconscientes)y la realidad histórico-social que cadavez más parece desobrdarse por todos los espacios. El ser agentes de salud (muy y a pesar de que quisieramos no ser conciderados como tales)nos compromete y nos mete en el campo de la salud mental (Bordieu) en el cual somos participes y también sostenedores de ideologías enajenantes. Por eso me parece tan importante que los espacios de reflexión teórico-clínica se abran más. Me quedé con un gran deseo de supervisar contigo. En otra ocasión será. Seas pues siempre bienvenido a Monterrey, y en hora buena tuve el gran gusto de conocerte, de escucharte y de seguir compartiendo via internet comunicación y debates psicoanalíticos, que espero podamos llevar. Con respeto y admiración: Luis Fernando Chávez Díaz.

JULIO ORTEGA B. dijo...

Gracias por tu comentario Luis Fernando y además de la oportunidad de trabajar con ustedes, fue la de hacer nuevos amigos. Espero no muy lejos volver a estar entre ustedes. Un abrazo sincero.

Documental sobre Jacques Lacan