miércoles, 26 de mayo de 2010

Paulette: un accidente. Celia Lora: un crimen.

El veredicto final del caso Paulette Guevara Farah que movió a la sociedad durante los últimos tiempos, ya se expresó el viernes pasado por el entonces Procurador del Estado de México, Alberto Bazbaz Sacal. Informó que el deceso fue un accidente y que desde el momento de su muerte, que pudo darse en el transcurso de la noche del pasado 21 de marzo y la madrugada del 22, su cuerpo permaneció escondido al borde de la cama de la menor, hasta que fue hallado (nueve días después), por lo que concluyó que no hubo manipulación del cadáver. Por supuesto, el abogado del padre de la niña salió en los medios para apresurarse a declarar que estaban satisfechos con el resultado final y que agradecían a la procuraduría de justicia todas sus atenciones.

Hoy la madre, que antes en una grabación secreta con la hija – que estuvo secuestrada como en las mejores telenovelas por parte de los abuelos –, filtrada a los medios (¡?) había dicho una frase, corta, pero significativa “si no hay evidencia, no tienen nada”, reclama explicaciones y acceso a cada una de las acciones que llevó a cabo la Procuraduría General de Justicia del Estado de México por la indagatoria sobre la muerte de su hija.

“Me es difícil creer y aceptar la explicación que dio el procurador mexiquense Alberto Bazbaz sobre el caso, aseveró. No entendí, declaró, los argumentos del funcionario mexiquense para concluir que el fallecimiento de mi pequeña de cuatro años fue un accidente”.

Por ello, anunció que tramitó tres amparos para acceder al expediente, la autopsia y todos los peritajes, ya que desea conocer los resultados pormenorizados de aquello que ahora aparece como un simple accidente. NO puede creerse que hayan circulado más de 30 personas (contra toda norma pericial o forense), haya habido entrevistas, se hubiese utilizado como albergue de por lo menos tres visitas esa habitación y la cama durante las averiguaciones, hayan circulado perros entrenados para buscar por el olfato, habiendo permanecido el cadáver de “la niña” (cómo le llamó varias veces despersonalizadamente la madre a su hija), oculto a la vista de todos, inodoro en su proceso de descomposición y curiosamente con una ropa que algunos Utuberos reconocieron estática sobre la cama en días previos a su reaparición… aunque esto último pudiera ser no concluyente…pues esa gente tiene dinero para llenar un clóset con ropa idéntica.

Las únicas que hasta ahora habían expresado preocupación ante la desaparición de Paulette y sentimientos tiernos, eran las nanas, a las cuales se les hizo obligó ha realizar más de cinco reconstrucciones de los hechos en el mismo lugar: cómo tendieron la cama, cómo dejaron a la niña en la habitación, qué pasó al día siguiente, etc. y se les indició en un momento dado de la investigación como si fueren presuntas culpables, dañando su reputación y su libertad. Todas éstas reconstrucciones sucedieron según Bazbaz con el cuerpo ensangrentado de "la niña" (así la nombraba una y otra vez ante Adela Micha su madre impersonalmente) al pie de la cama.

El padre de la niña, ha rehuído las entrevistas y la última que dio a López Dóriga, coincidió – curiosamente – con su salida del aire durante algunos días. Quizá la pregunta: “¿Conoce usted al gobernador Peña Nieto?” no estaba programada y no se la esperaba, él la contestó negativamente (“No tengo el gusto”), pero luego empezaron a aparecer en la red fotos dónde se encuentra el señor Guevara con Peña Nieto y también con Salinas de Gortari en reuniones de fiesta. Ya no estamos en los tiempos en que se puede decir cualquier cosa y la gente se olvida, la información no circula, los hechos se pueden ocultar fácilmente y el respeto a la autoridad, el dinero y el poder es absoluto.

El mismo secuestro de Fernández de Cevallos es una muestra de que las cosas no pueden manipularse como antes, y que la falta de información, de fotos, de filmaciones en el lugar de los hechos, de registro de los impactos de bala, etc. sólo crea un hueco que despierta sospechas y desconfianza por parte del público en un asunto que evidentemente tiene tintes políticos y muy probablemente de conflicto con el narco. Ahora aparecen imágenes en la Red de un hombre muy parecido al Jefe Diego , maniatado y vendado de los ojos. La procuraduría ha aceptado a petición de los familiares retirarse del caso y todos los políticos han aprobado la medida… pero ese gesto, es un delito. La procuraduría no tiene por qué retirarse de un caso que por ley, se debe perseguir de oficio.

¿Por qué la madre pide ahora esa información? ¡Vaya usted a saber si no quiere venderla al mejor postor de entre los medios! No parece que sea una genuina búsqueda de la verdad lo que la anima, puesto que desde el principio fue evidente que ella sabía más de lo que revelaba a la policía y los medios, amén de que no parece la persona más sincera de este mundo y en la cuál podríamos usted o su servidor, confiar nuestro sueño.

Lo que a fin de cuentas parece, es que un homicidio (¿No es eso lo que había cacareado Bazbaz al principio? ¡Cuando pensaba que podía sacar partido político del asunto!) se ha transformado en un accidente. Ésta movida es peligrosa para Peña Nieto y lo que sugiere, son vínculos estrechos entre la familia Guevara y la cúspide del poder. Puede costarle al gobernador del Estado de México la candidatura de su partido y/o hasta la presidencia de la República mexicana, porque es una muestra de la clase de justicia que podemos esperar los mexicanos si sube al poder, sobre advertencia no hay engaño, y para todos aquellos que añoran la vuelta del PRI, o piensan que de los males hay que escoger el menor, pues ésta no resulta la prueba más fehaciente de que las cosas estarían mejor con los tripartitas.

Tampoco ha sido juiciosa la defensa de Peña Nieto de la investigación del caso, y su regaño a los partidos por hacer de este asunto una cuestión para sacar ventajas políticas, es francamente miserable. Deben prepararle mejor sus discursos... ó el debe pensar mejor lo que dice al público, porque la sociedad no necesita más ocultamientos o engaños. Éstos enredos me recuerdan cierta entrevista para Univisión que le hizo Jorge Ramos dónde él no recuerda de qué murió su esposa. Sabemos en psicoanálisis la importancia de este tipo de trastabilleos.

La cara impasible de Bazbaz, sus declaraciones a la prensa en el momento de su renuncia son la muestra de la honestidad y probidad de nuestros funcionarios. No hay mucha diferencia entre este licenciado y el señor Eichmann para ser sinceros, éste hombre es capaz de hacer lo que le pidan sin importar qué le demanden sus jefes ¿Tendrá hijos éste hombre? ¿Qué clase de padre será?

En este contexto de cosas, Alex Lora, padre de Celia Lora de 26 años, acudió al juzgado 30 Penal, para presenciar la decisión de la juez respecto a que su hija Celia tendrá que quedar encarcelada mientras se le juzga por el delito de homicidio culposo agravado.

Independientemente de la corrección de la decisión que muchos alaban, me parece que deben leerse también razones políticas. Ésta es la oportunidad para Marcelo Ebrard de demostrar que en el Distrito Federal y bajo su mandato se realiza justicia sin distingo entre los ciudadanos. Él aparece imparcial y correcto como primer eslabón de una cadena de justicia y cabeza de un sistema. ¿Se convierte así un accidente en un homicidio? Cierto es que ella parecía encontrarse en estado de ebriedad cuando sucedió el percance, pero quienes hemos vivido en la Ciudad de México sabemos que salir de un accidente, es muchas veces, cuestión de influencias o dinero. En ésta ocasión ninguna de las dos cosas bastó y la justicia se ha hecho sentir con todo su rigor sin distinciones, a diferencia del caso de Sonora, dónde la justicia militar ya expresó su veredicto de que la familia acribillada en su camioneta con resultado de pérdidas de vidas de niños, fue objeto de un lamentable fuego cruzado.

Ésta es la aplicación del derecho y su relación con el ejercicio del poder político en México, el mismo que hace que el gobernador jalisciense Emilio González, haya sometido a la Suprema Corte de Justicia el examen de la aplicación de la píldora del día siguiente a mujeres violadas, porque causa “abortos químicos”, afortunadamente, la Corte ha desechado esa iniciativa, proporcionándonos unas gotas de esperanza sobre la aplicación de la justicia en este país.

1 comentario:

Eleutheria Lekona dijo...

Me gustó el análisis. En general, es muy bueno.

Saludos...

Documental sobre Jacques Lacan