martes, 26 de febrero de 2008

¡Qué bábara eres Barbie!

– Por supuesto, estoy interesada en la política, nadie debía descuidar la manera en que los políticos visten.

Bild Lilli.

“Barbie: La revista que completa el juego de las niñas con la muñeca y las novedades del mundo de Barbie. Es la publicación líder para niñas en edad escolar, consumidoras del mañana…”

Publicidad de la revista Barbie.


¡Cabría imaginársela más perfecta! Sus proporciones de figura femenina imposibles son la base de tantas idealizaciones, fantasías infantiles espléndidas (y algunas adultas), pero también de muchas decepciones, consternaciones y reveses en la vida.
Su figura fina y alongada, la muestra con una cinturita de abeja que sube hasta encontrar unos senos puntiagudos como conos de helado, que más que excitantes se presentan como arietes amenazantes. Hacia abajo tiene unas caderas discretas, pero sus piernas laaargísimas y delgadas parecerían las de una mujer watusi, a no ser porque el color de nuestra amiga es albísimo como el de Blancanieves, ó también de una heroína, del bienquerido por los nazis: Richard Wagner.
Ella resulta del imposible matrimonio entre los ideales racistas de un chico WASP (white, anglosajón y protestante), Carolina Herrera, y una triste angustiada anoréxica que está 15 ó más kilos por debajo de su peso normal, a punto de derrumbarse.
Barbie surgió como una copia de la muñeca alemana llamada Bild Lilli creada originalmente por Reinhard Beuthienen en 1952 como un comic strip, protagonizado por una secretaria. Simbolizaba a una joven rubia y hermosa, moderna, en la sociedad capitalista de la posguerra, que aunque no tenía mucho cerebro, no temía los retos del trabajo, la vida nocturna entre los jóvenes empresarios y el sexo. Téngase en cuenta que este ideal fue creado en una sociedad alemana quebrada por los desastres de la guerra y representaba más el sueño de las jóvenes obreras que un retrato de las amazonas contemporáneas. El origen común de todo este tipo de fantasías es – según el psicoanalista y filósofo Slavoj Zizek – opacar el horror real de la situación.
Su pariente americana, la muñeca Barbie fue creada por Ruth Handler esposa de Elliot Handler (co-fundador de la empresa Mattel) después de conocer a Lilli, percibiendo que consistía en un nuevo giro a la oferta de muñecas que hasta ese momento tenían sólo rasgos infantiles. Observó que las niñas usaban a la muñeca como un modelo – un ideal – de lo que ellas desearían ser de adultas, procediendo a vestirlas una y otra vez, con diferentes prendas inspiradas por la moda.
Convenció así, al otro dueño de la empresa, de adquirir los derechos de Lilli y rebautizada como Barbie. Fue puesta en circulación en 1959, siendo la muñeca de juguete más famosa y vendida en el mundo hasta la fecha.
La historia de la rubia, cambió un poco respecto de la de su prima hermana: es una mujer más ingenua, sexual al estilo histérica (más del lado del sueño de la promesa que del cumplimiento de ésta), y con un novio llamado Ken que resulta más un accesorio como el bañador atigrado ó el carro deportivo, que un compañero sexual. Es más, en 2005 la compañía decidió poner fin a su relación, quedando como amigos y ni de manita sudada. Por otro lado, no trabaja ó no importa en qué trabaja, tiene muchas cosas como si fuese una rica heredera, pero no tiene papá ni mamá, ni vínculos familiares… quizá porque los diseñadores de Barbie pensaron que estorban y complican la vida de cualquiera.
Sin embargo, estos cambios no afectaron en nada su proyección ante las niñas del mundo y la muñeca ha dejado hace tiempo, de ser sólo eso, para convertirse en un icono cultural de la posmodernidad que da lugar a una increíble serie de mercancías que van desde ropa, joyas para niña, estampas y calcomanías, juegos de computadora y a últimas fechas: películas en DVD.
Todo muy bonito. Pero: ¡Vaya ideal que los padres proponen a sus niñas! Empezando, porque sus chiquitas jamás podrán tener esa figura. Siguiendo, porque es alta y rubia – la mayor parte de nuestras mexicanas son chaparritas y más bien morenas –, es prácticamente asexual, y un poco estúpida, eso sí siempre a la moda. En fin… en gustos, se rompen géneros.

4 comentarios:

BigBossAZF dijo...

Profesor Julio! Buenas noches :P

Barbie es un tema interesante... había alguna ves, entre broma y broma, pensado en algo similar... pero no sobre barbie, sino sobre las Bratz jajajaja... me tomaré mi tiempo para leer el blog, Saludos! nos vemos regresando de vacaciones!

Ciao!

Elvira dijo...

Muy de acuerdo... pero tambiene s cierto que las nuevas generaciones ya estan influenciadas por las bratzigual de superficiales pero por lo menos adolescentes equivalentes a la skipper que no ponen en entre dicho sus logros o "sobrinos" o vida sexual...

de cualquier forma yo fui una niña de pleimobils...ni siquira me gustaba la comidita...

salud!!!

Anónimo dijo...

vaya!, en lugar de nuevos modelos que sean en verdad inspiradores, nos tropezamos con las bratz y my scene, que aparte aparecen pintadas como prostis.

Anónimo dijo...

Hey que pena con tigo, pero Barbie aunque es de plástico y no puede decirnos por todo lo que ha pasado, o tal vez lo que siente y piensa. Me permito decirte que la historia en que la han centrado no es de ninguna niña heredera, ni mucho menos de una niña ingenua, si fuera así (Mexicana cerrada de mente) jamas le hubieran puesto profesiones en las que aún hoy día para una mujer es muy difícil acceder, como lo es ser candidata a la presidencia, ingeniera electrónica, piloto de avión, etcétera. Esta muñeca es una gran fuente para la imaginación y la realización de los proyectos de vida de las niñas.

Pase ocasionalmente por este blog, con ganas de cerrar rápido este sitio. Pero estos argumentos tan disparatados, me han llevado a comentar. Espero cambies tu mentalidad.

Un cordial abrazo.

Documental sobre Jacques Lacan