sábado, 7 de junio de 2008

In Therapy 2.


He seguido la serie después de la primera semana sin proponérmelo demasiado. De hecho, hay algunos capítulos que me faltan por ver. Pero lamento decir que ya he perdido todo el interés y que no voy a verla más.

Se ha ido chavacanizando el asunto y se ha vuelto cada vez más una telenovela. Paul es un neurótico común que juega al psicoanalista olvidando las más mínimas reglas de entrenamiento, y sin seguir una ética analítica. Cada vez se calienta más con los relatos de sus pacientes, es menos neutro y más patán.

Quizá pensó Rodrigo García que ganaba más la serie mostrándolo "más humano", y tan metido en la vida como sus analizantes. La verdad es que tiró por tierra todo lo que había logrado construir la primera semana.

Un analista por más problemas que tenga, no juega sus sentimientos ante sus pacientes, no se identifica con ellos, ni se tira de clavado en la contratransferencia...
Por otro lado, la relación con su supervisora es cada vez más confusa. La charla es como de café y de hecho, la última sesión le llevó un regalo de dos cabezas de pescado (¡para que se hiciera una sopa! esto es un acting equivalente al de su paciente que le llevó una cafetera... acting que él no debió permitir). Ella es su amiga, su supervisora, su terapeuta... sólo falta que se acueste con él. En los adelantos que vemos de un siguiente capítulo incluso tiene entrevistas con Paul y su esposa... todo esto es una relación desbordada y sin límites que no podría ser posible o que no terminaría bien.

Me dirán ustedes que es simplemente una telenovela... que todo es ficción... sí... pero yo confiaba en que en esto hubiera más apego a la realidad de un psicoanálisis. Esa era mi esperanza y asì lo expresé en la entrada anterior sobre el tema.

Ahora veo que es una simple soap opera más...

1 comentario:

Centro de Psicoanalisis y Psicoterapia Integral dijo...

Acerca de esta serien televisiva: Estoy de acuerdo con Julio será ficción pero la ficción lo imaginario es lo que refuerza las ideas de la gente comun y en base a eso esperaran que su psicoanalista , psicólogo, psiquiatra, etc, actue tal como el protagonista de la serie. Bien por Julio que ´pone el acento donde se debe
Un abrazo
Lilia Pérez. psicoanalista Saltillo Coahuila.

Christopher Bollas: Mental pain

Conferencia de Christopher Bollas: Mental Pain.